Cambiar de tarea arruina el flujo de trabajo


Estás trabajando en un informe y el sonido de un whatsup entrante te distrae. En seguida empiezas a revisar las redes sociales, el tiempo que hará hoy y las noticias. ¿Te suena familiar? La investigación demuestra que nuestra capacidad de atención para las tareas digitales es sólo de 40 segundos.

Gloria Mark, de la Universidad de California, ha estado estudiando durante una década cómo los trabajadores usan los medios digitales en el lugar de trabajo.

Utilizando técnicas como sombreado etnográfico, biosensores para medir el estrés, cámaras para grabar interacciones cara a cara, experiencia de muestreo para captar el estado de ánimo y el enfoque, y la actividad de registro del ordenador y teléfono, pudieron pintar una imagen relativamente completa de cómo la gente utiliza la tecnología digital en el trabajo.

Descubrieron que, en promedio, los empleados que trabajan con ordenadores habitualmente tienen un lapso de atención muy corto con una duración mediana de enfoque de tan sólo 40 segundos antes de cambiar de tarea. Un escenario típico que vemos es que uno puede estar trabajando en un informe y a su vez comprobar el correo electrónico, después volver al informe, luego a YouTube y, a continuación, a varios otros sitios antes de volver al informe.

Además el desplazamiento de la atención rápidamente a lo largo de la jornada de trabajo está vinculado con el estrés y una menor productividad. Cuando la atención cambia de tarea la mente debe reorientarse para volver a la tarea interrumpida. Esto suele implicar un costo, en términos de tiempo y a veces se hace trabajo redundante (como releyendo texto).

De promedio, la gente revisa el correo electrónico 74 veces al día y después de cada una de esas comprobaciones de correo electrónico, tardan más tiempo en volver a la tarea anterior, a lo que se conoce como costo de interrupción.

Un trabajo repetitivo o que no nos motiva nos hace más vulnerables a la distracción. El aburrimiento o hacer el trabajo de memoria y sin creatividad hace que recurramos más a Facebook u otras redes sociales

Entonces, ¿qué podemos hacer para distraernos menos cuando trabajamos con el ordenador, internet y/o correo electrónico?

Estas son tres recomendaciones que podrían ayudar:

1. Pausas activas. Tomarte descansos en el trabajo y el movimiento puede realmente ayudarte a estar más centrado y productivo. Los estudios demuestran que una caminata corta hace a gente perceptiblemente mejor en el pensamiento divergente o creativo. Este es el tipo de pensamiento que se requiere en las reuniones cuando las personas hacen una lluvia de ideas.

2. Conoce mejor tus capacidades. Las investigaciones también muestran que las personas tienen patrones particulares de atención a lo largo de la jornada laboral.

El foco de atención para la mayoría de las personas alcanza su punto máximo a media mañana y mediodía. Esto significa que la gente no siempre viene a trabajar enfocada, es posible que necesiten tiempo para acelerar.

Ejercicios mentales o físicos por la mañana al llegar al trabajo puede servir de calentamiento para la jornada laboral. Esto puede animar a “despegar” para estar enfocado y listo todo el día.

3. Entrena tu atención plena o Mindfulness. La atención necesita sin embargo entrenamiento para mostrar resultados, por lo que es beneficioso para un grupo de trabajo involucrarse en el entrenamiento consciente que motive a las personas a participar y completar el programa.

4. Establecer metas claras. Crear una lista de metas para el día también puede reducir la distracción y ayudar a mantener a los trabajadores responsables. Esta responsabilidad puede motivar a los trabajadores a cortar las distracciones y permanecer en la tarea. Las metas también pueden ser más finas - anota lo que esperas lograr antes del almuerzo o antes de una pausa por la tarde. Tener estos puntos de referencia en la lista puede crear un sentido de urgencia que mantiene a los trabajadores en la tarea.


9 vistas