Trabaja con propósito. Despierta tu pasión


Cuando llegues hoy a tu puesto de trabajo, mira a tu alrededor. ¿Cuántas personas están en este momento exacto cumpliendo su propósito de vida? ¿Cuántos de ellos están 100% enfocados en el trabajo que hacen porque creen que es una parte necesaria del viaje de su vida? Dos o tres?

La realidad es que vivimos como zombies, en modo automático, cumpliendo cientos de tareas lo más rápidamente posible sin un sentido profundo de por qué lo hacemos Pasamos más de la mitad de la vida trabajando pero las encuestas dicen que solo el 30% de las personas están satisfechas con su trabajo (Gallup 2017. USA). Demasiado tiempo haciendo cosas que no nos llenan, no crees? Hace aproximadamente 5 años, yo misma me enfrenté a este problema. Tenía un trabajo en una multinacional bien pagado, cómodo y con buena relación con mis compañeros. Pero un día sentí que cada mañana cuando entraba a mi oficina, algo me faltaba Necesitaba comprender por qué no me sentía satisfecha, conocer mi propósito para alinear mis acciones en esa dirección. Y al hacerlo creció mi pasión, entusiasmo y rendimiento Cuando te conectas con tus deseos más profundos y haces algo todos los días para realizarlos, mientras disfrutas del proceso, eres feliz y exitoso. No es lo que haces, sino cómo haces tu trabajo y por qué Tener un propósito te lleva al éxito, como es el caso del creador de Apple, Steve Jobs. Él conocía la fórmula del éxito : concentrarse en lo que te importa y trabajar con pasión.

Propósito + Foco + Acción = Resultados

El propósito es la dirección óptima donde tus talentos y las necesidades del mundo se encuentran. Tu ADN, tu motivador interno, el interruptor que enciende tu pasión y concentra tu energía vital en lo que más importa Debe ser específico y personal, que resuene contigo. Prosperamos cuando trabajamos por un bien mayor. Tanto si eres responsable de un pequeño equipo como si lideras un equipo o eres CEO de tu organización tu equipo necesita rabajar con pasión, usar sus talentos al servicio de algo que sea valioso, que aporte dirección y sentido a lo que hacen, contribuir a algo mayor que ellos mismos, y es así como aumentará su productividad, creatividad, compromiso y satisfacción personal. Empieza encontrando TU PROPÓSITO EN TRES PASOS 1º. Obtén una imagen clara de ti mismo. Identifica lo que más te importa. Comprender lo que nos motiva aumenta nuestra capacidad para alcanzar grandes metas. Puede ayudarte el seleccionar los 3 valores más importantes en tu vida trayendo a tu mente a alguien que admires y observando cuales le identifican. Por ejemplo: creatividad, amabilidad, vitalidad, autocontrol, responsabilidad, seguridad, espiritualidad, generosidad, humildad, libertad, etc. Redescubre la historia de tu vida. Qué disfrutabas haciendo cuando eras niño? Cuales han sido tus momentos de grandes desafíos? 2º- Encuentra tu IKIGAI. El concepto japonés IKIGAI (Iki=vida/Gai=valor) es una fórmula para vivir feliz y con significado, y que puedes aplicar para alcanzar claridad e identificar objetivos de vida laboral a largo plazo. Consiste en 4 dimensiones que se superponen : 1-Lo que amas. “What you love”. Qué te encanta hacer, te apasiona ,disfrutas, y que al hacerlo se te pasa el tiempo volando 2-En qué eres bueno. “What you are good at”. Tus fortalezas, en qué eres bueno, qué se te da bien 3-Por lo que se te puede pagar. Lo que el mercado estarían dispuesto a comprarte o solicitarte. 4-Lo que el mundo necesita. Las necesidades que hay en tu entorno y que son susceptibles de ser satisfechas con tu servicio Coge papel y lápiz, dibuja tu propio gráfico, y escribe en cada dimensión al menos 4 elementos que sinceramente te definan Reflexiona en qué dimensión pasas la mayor parte de tu tiempo, qué necesidades no se están cubriendo actualmente, qué te causa estrés. La clave es mantener el equilibrio cuidando las cuatro dimensiones por igual. Identificar a qué le dedicas la mayor parte de tu tiempo, y si está en relación con lo que amas y disfrutas haciendo. Encuentra los elementos comunes que pueden ocupar la intersección, tu Ikigai.

Necesitas encontrar tu propósito? Escríbeme a info@soyunicoempresas.com

3º- Escribe tu propósito. Después del trabajo reflexivo, intenta elaborar una declaración de propósito clara, concisa y declarativa: "Mi propósito es _______”. Las palabras deben ser tuyas. Deben capturar tu esencia y llamarte a la acción. Por ejemplo : “Ayudar a otros a vivir vidas llenas de significado” o “Capacitar a mi equipo para crecer profesionalmente sintiéndose conectados y valorados” Puedes completarlo respondiendo a las preguntas : cómo lo harás, qué pasos seguirás o qué señales te mostrarán que lo estás siguiendo. Síguelo en cada decisión como tu estrella del norte. Entrega la búsqueda de tu propósito a algo mayor que tú mismo, consciente de el impacto que tendrá en los demás y en el mundo. Ya seas CEO de una compañía del Fortune 500, profesor o estés emprendiendo un negocio, este 2020 no dejes de clarificar tu propósito, y ¡ponlo a trabajar!


34 vistas